martes, 1 de septiembre de 2009

LA EXPERIENCIA QUE LO CAMBIA TODO

Decian que el impacto de BUDA era tal que, algunas veces, la gente sentía que era algo más que humano:
-¿Eres Dios?- le preguntaba la gente.
-No- respondía.
-¿Eres un ángel?
-No.
-Entonces, ¿qué eres?- volvían a preguntar.
-Estoy despierto.
Para mí, el hecho más impresionante espiritual, intelectual y poética del hombre ha sido el predominio universal de esos momentos de intuición sorprendente que Richard Bucke llamaba "conciencia cósmica". En realidad, no existe una denominación apropiada para este tipo de experiencia. Llamarla mística es confundirla con visiones de otro mundo o con dioses y ángeles. Llamarla espiritual o metafísica sugiere que, al mismo tiempo, no es muy concreta y física, mientras que el término "conciencia cósmica" tiene el resabio poco poético de la jerga ocultista.

La persona así iluminada tiene la viva e impresionante sensación de que el universo, tal como es, es tan bueno en su conjunto y en cada una de sus partes que no necesita ninguna explicación o justificación más allá de lo que sencillamente es. La existencia no solamente deja de ser un problema, sino que el acoplamiento recíproco de las cosas tal como son es tan autoevidente y autosuficiente, incluso lo que comúnmente se considera lo peor, que no deja de sorprendernos y resulta díficil encontrar palabras que expresen la perfección y la belleza de la experiencia. A veces, la claridad y sencillez que se desprende de ello produce la sensación de que el mundo se ha vuelto transparente y está impregnado de una inteligencia suprema. Al mismo tiempo, es común que el individuo sienta que el mundo entero se ha convertido en su propio cuerpo y que-sea él lo que fuere-no sólo se ha convertido en lo mismo que todo lo demás, sino que siempre lo ha sido. No es que pierda su identidad hasta el punto de tener la sensación de ver con otros ojos, de llegar a ser omnisciente, sino que siente que su conciencia y existencia coinciden con la forma de ver temporalmente adoptada por algo inmensamente más grande que él.


El núcleo de la experiencia parece centrarse en la convicción o creencia de que el inmediato ahora, cualquiera que sea su naturaleza, es la meta y el cumplimiento de toda la vida. De esta creencia emana un éxtasis emocional, una sensación de profundo alivio y libertad, y a menudo de un casi insoportable amor por el mundo, el cual, sin embargo, es secundario. Con frecuencia, el placer de la experiencia se confunde con la experiencia y la comprensión súbita que emanan del éxtasis, de forma que al intentar retener los efectos secundarios de la experiencia el individuo no comprende que el inmediato ahora es completo, incluso si no produce éxtasis, ya que el éxtasis es una sensación necesariamente temporal dentro de la constante fluctuación de nuestros sentimientos. Pero la intuición perdura cuando es suficientemente lúcida; la facilidad permanece una vez se ha conseguido una habilidad especial.

Así encontramos distintas expresiones para una misma experiencia de Dios:

"Pareció como si el cielo se abriese y descendieran rayos de luz y gloria. No duró sólo un momento, sino todo el día y la noche, pareció como si mi alma se inundara de luz y gloria y oh, cuál fue la transformación que se operó en mí y en todas las cosas. Mis caballos, los cerdos y todo el mundo parecían transformados". Willian James.

"Era una mañana de principios de verano. Una neblina plateada resplandecía y temblaba entre los tilos. El aire estaba repleto de su fragancia. La temperatura era como una caricia. Recuerdo-no necesito recordar- que me subí a un árbol, me quedé perplejo y me sentí de repente inmerso en ELLO. No lo llamé así. Las palabras eran innecesarias. Ello y Yo éramos sólo uno". Bernard Berenson.

De acuerdo con lo que dijo un sabio yogui, el mundo no es malo sino tu actitud hacia él. Si la creación es perfecta, si estás esencialmente iluminado, la pregunta referente a cómo experimentar la iluminación no debe plantearse de la siguiente manera:"¿Qué debo hacer para alcanzarla en el futuro?", sino "¿Qué es lo que estoy haciendo actualmente que me impide darme cuenta de que la tengo ahora mismo?". Ésta es la respuesta: el impedimento reside en todo aquello que se basa en el ego alienante y opuesto a reconocer la inteligencia que vive en todos nosotros, el AMOR, como Dante dice al final de la divina comedia, que es "sobre el cual gira toda creación".

Paradógicamente, la respuesta que buscamos no es otra que lo que ya somos en esencia. Nuestra condición original, nuestro verdadero sí-mismo, es Ser, llamado tradicionalmente Dios, la Persona Cósmica, el Ser Supremo, el Uno en todo.

Por consiguiente, la verdad de toda existencia y toda experiencia no es otra que el escueto aquí y ahora, el presente, la esencia suprema de eso que investiga, lucha y pregunta: Ser. EL VIAJE ESPIRITUAL ES EL PROCESO QUE CONSISTE EN DESCUBRIR Y VIVIR ESA VERDAD. Equivale al ojo que se ve a sí mismo, o, mejor dicho, al Yo viéndose a Sí-Mismo.

"El conocedor y lo conocido son uno solo. La gente sencilla imagina que debería ver a Dios como si Él estuviera allí y ellos aquí. No es así. Dios y Yo somo uno en el conocimiento." ECKHARDT.

Extractos del libro: "Qué es la iluminación". Wats, Huxley, Wilber,etc.. Editorial Kairós.



14 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demas y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

    Creo que tu blog encajará perfectamente en la comunidad, y el foro estará encantado de recibirte.

    Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.

    ResponderEliminar
  2. intentaré "estar despierta" ;)
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Cristina. Tú lo dices, estar consciente es lo básico y fundamental, lo demás llegará en su momento. Otro abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Solo darte un abrazo zen y felicitar tu trabajo que -ni lo dudes-, ayuda a much@s.

    Estar despierto consiste en dormir bien por la noche, o cuando se puede, y luego, comprender lo que estamos aprendiendo, estudiando, es decir, estar atento en cada instante, en lo que ocurre, en lo que hacemos, leemos, vemos; y, escuchar con las dos orejas, ver con los dos ojos, y ahorrar palabras. Y un buen día, entrenado a diario, la luz se hace.

    Namasté amigo.

    ResponderEliminar
  5. Hola J.Marcos, llevas toda la razón. La práctica y la constancia diaria lo consigue todo, eso sí, con la ayuda al final de la gracia, sin ella no hay despertar posible, lo que da la diferencia a todo.
    Un abrazo zen y gracias por tu visita a mi blog, es un honor.

    ResponderEliminar
  6. He iniciado este camino, pero es arduo, con muchos contratiempos, pero a la vez apasionante.
    bss

    ResponderEliminar
  7. Hola amiga Rafaela, este camino se empieza pero nunca acaba, y cuando parece que retrocedes en realidad estás dando una vuelta más larga para seguir avanzando. Como dicen los chinos, si mi viaje tiene mil kilometros, lo habré comenzado con el primer paso. Adelante, no hay nada que perder y mucho que ganar, a tí misma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Saludos, nunca busqué desde la voluntad, me ocurrió, me pilló sin saber. Luego encontré el manifiesto en la forma verbo... todo ocurre, simplemente. El Ser manifestándose. La mente manifestándose. En cada dimensión diferentes posibilidades. Los momentos llegan en ahoras infinitos.Si la mente no se mete,sin intención, sin búsqueda,el Ser se expresa.

    Abrazo.
    www.elserconsciente.net

    ResponderEliminar
  9. Hola Aran, bienvenido por aquí. Como bien dices la mente es el obstáculo al Ser, y la trascendencia es el punto clave. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  10. Estar despierto durante todo el dia.
    Complicada y ardua tarea, en ello estamos, aunque cuando menos esperas ¡ZAS! te quedas como se suele decir "traspuesto".
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. GENIAL BLOG¡¡¡
    que rico encontrar gente que se encuantra en la misma busqueda. despertar, ser concientes, vivir el presente¡¡¡ ir en la busqueda eterna de ser mejores y evolucionar

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho este blog, es estupendo.Lo seguire.

    ResponderEliminar